Un amigo mío me ha dicho:   "Esta página web, es un escaparate en lo que respecta a la evolución de las empresas en cuestiones de márketing del sector hortofrutícola español, tenéis la biblioteca nacional de etiquetas de frutas ". 

   

    Esto es lo que a nosotros nos gustaría conseguir, por ello, si os interesa solo un poquito el tema de las frutas y productos hortícolas, si trabajáis en alguna empresa, y/o tenéis posibilidad de contribuir a ésta colección, os estaremos muy agradecidos, y de paso  también le estamos haciendo una publicidad  sana (como la fruta en sí), a estas empresas.       

     El apartado las marcas comerciales hace una pequeña referencia a qué es y para qué sirve una marca. Todo el material publicado en esa sección ha sido donado por las empresas que comercializan esas marcas.     

     Espero que  os guste la colección. Somos coleccionistas de  etiquetas de frutas y vegetales, papeles de seda, cartones y testeros de frutas (etiquetas naranjeras).

    

     En el año 2002 mi hijo Arnau comenzó a recoger etiquetas de frutas. Todos los domingos por la mañana, ibamos al mercado de la fruta de mi pueblo Canovelles, que es un mercado ambulante,  a comprar la fruta para la semana. El se las pegaba en el jersei o la camiseta y cuando llegaba a casa las pegaba en una hoja de papel blanco.

     Al cabo de unos meses ya tenía un montón por lo que le propuse ordenarlas y así lo hicimos.

     Cuando llevabamos un año más o menos con las etiquetas contacté con Carmelo él también coleccionaba etiquetas, así que nos hicimos "socios", decidimos hacer una página web y en mayo de 2008 nacía nuestro sitio web.

     Esta es la colección de etiquetas de frutas más grande es España y estamos ya en el top 10 mundial.

     Nuestra colección ronda las 48.000 etiquetas.

 

         Noviembre 2014

 

 

 

 

 

COLECCIÓN

     

 

    

     Lo más sencillo a la hora de comenzar una colección de este tipo es ir pegando en un papel una etiqueta tras la otra así como te van llegando. Conozco varios coleccionistas de que lo hacen así. Existen otros criterios de clasificación como ejemplo ordenarlas por tipos de frutas pero pegarlas tal como van llegando páginas de naranjas, manzanas ,melones ... otro criterio de clasificación puede ser hacerlo por orden alfabético.  

     Para  tener un control total, absoluto de todas las etiquetas que te van llegando y si las tienes o no lo ideal sería hacer una buena base de datos ya que cuando las colecciones se hacen grandes son más difíciles de controlar pues hay etiquetas con diferencias mínimas alguna de ellas casi imperceptibles.

 

¿Por qué yo ordeno y clasifico por tipo de fruta y al mismo tiempo por orden alfabético? yo entiendo que una colección es algo vivo, que se mueve se va haciendo grande y ante tal volumen hay que buscar nuevos criterios de clasificación para controlarlas mejor, por países, por temáticas, por code PLU...

 

      Ordenar una colección alfabéticamente implica una constante reestructuración.

 

     La principal ventaja para mí es que yo puedo ver físicamente en la misma página todas las etiquetas que tengo de una misma marca, por tanto veo todos los diseños y su evolución , de esa marca y de esas etiquetas.

 

     El principal  inconveniente es la falta de tiempo. Seria genial hacer una buena base de datos, pero yo tengo que limpiar todas las etiquetas y llevar un poquito al día la página web. ¿Os imaginais a estas alturas liarme con una base de datos para más de 45000 referencias?
    Nuestra colección va creciendo día a día y la faena también. Cuando hacemos una actualización, lo más normal es que pongamos al día un tipo de fruta. La carpeta de los mangos  o de los plátanos por ejemplo  hace más  de 1 año que no se han actualizado pero no hay tiempo para más.

 

     Las etiquetas que recibimos de empresas y cooperativas, en 15 días están publicadas en la web.



 



   

     ¿COMO ORDENAMOS LA COLECCIÓN?

     La colección la tenemos ordenada y clasificada de la siguiente manera:

     - Las etiquetas de la colección están clasificada por tipos de fruta y éstas a su vez por orden alfabético.

      - Los vegetales, si la empresa nos ha cedido sus etiquetas y tienen diferentes tipos de verduras, las ponemos todas juntas, para que se observen bien todos sus productos.

     - A todas etiquetas  adhesivas se les quita el pegamento, de ésta manera se pueden manipular y recolocar  siempre que sea necesario, ya que contínuamente se está reestructurando la colección.

     - Las etiquetas las colocamos en dos tipos de hojas:

      *Las que utilizan los coleccionistas de sellos que son unas hojas plásticas de color negro y con una banda transparente por delante. 

     *Las etiquetas grandes las colocamos en hojas magnéticas de fotografía tipo Hofmann.





    

 

 

 

    Somos coleccionistas, por ello no tenemos ánimo de lucro. Si alguna persona o personas considera que alguna de las imágenes publicadas en este sitio web vulnera su derecho a la propiedad y/o le puede perjudicar en algo, por favor háganoslo saber e inmediatamente retiraremos esas imágenes.

 

      No compramos ni vendemos etiquetas solamente las cambiamos.





 

   



Apariencia y etiquetado

    

     ¿Cómo conseguiremos que nuestro producto ”le entre por los ojos” y lo escoja?

    El envase tiene que atraer al comprador. Un diseño atractivo (logos, dibujos,colores…) pueden ayudan a llamar la atención del consumidor.

     El uso de etiquetas de frutas le da clase, estilo, prestigio al producto y ese gasto adicional es relativamente barato. Ellas agregan atracción visual a la información del etiquetado y son fáciles de colocar en el envase lleno y terminado. Un buen envasado, tiene clara ventaja económica sobre un producto que está mal presentado.

 

     Hoy naranjas, manzanas, peras, cebollas… se están etiquetando individualmente, el consumidor puede identificarlas y si el producto es de su agrado vuelve a comprarlo.

     Las etiquetas de frutas al igual que lo envases han evolucionado con el tiempo. Las primeras etiquetas de frutas eran bastante simples, eran pequeñitas, generalmente ovaladas y venían impresas a dos colores, normalmente azul-blanco o negro-amarillo. Con el tiempo han ido evolucionando y hoy podemos encontrar un amplio abanico de etiquetas impresas: a varios colores, transparentes, con dorados, troquelados... y más grandes y vistosas que sus antecesoras.

    En esta colección podréis ver más de 45.000 etiquetas adhesivas diferentes. Es curioso poder observar las diferentes “estéticas” de las etiquetas en función de un país u otro. Un buen ejemplo de esto lo podréis observar con los melones españoles, franceses y americanos.