Uvas de barril

    

    

La uva de Ohanes también denominada “uva de barco”, “uva de embarque” o “uva de Almería”, es una variedad de uva de mesa. Esta variedad de uva se caracterizaba por formar racimos de gran tamaño, tener los granos cilíndricos, de color amarillo cera.

 

     La uva del barco es un híbrido entre la «Uva blanca Jaén» y la «Uva de Rágol», y se cultivó por vez primera en la localidad almeriense de Ohanes de ahí su nombre.

 

     La resistencia de esta variedad de uva le permitía soportar las largas travesías en barco sin alterar sus cualidades hasta mercados como los británicos, americanos y otros europeos.

 

      Los orígenes de la uva de embarque se sitúan en 1835. La uva se tansportaba en barco dentro de barriles de 22 kg y era introducida envuelta en el serrín. Su período de mayor esplendor fue de 1900 a 1914 (la producción llegó a los 2,5 millones de barriles).

 

     Durante la Guerra Civil  se produjo un cierre de los mercados que continuó debido a la Segunda Guerra Mundial durante gran parte de la década de los 40. No es hasta los años 50 cuando se recuperan de las exportaciones de uva, aunque no llegan a alcanzar las cifras de los principios del siglo XX. Durante estos años se produjo el cambio en la presentación de la uva, se fueron sustituyendo barriles por cajas de 10 kg.

 

     A finales de los años 70 aparecen  variedades de uvas más tempranas en el mercado de procedencia italiana e israelita por lo que cayó la cotización de este producto.

 

     A partir de aquí  diferentes administraciones  pretendieron que se sustituyese el cultivo de la uva de Ohanes por otras variedades de uva, ya que lo que estaba en crisis  era esta variedad en particular y no el cultivo de la parra. Sin embargo ninguna otra variedad de uva llegó a tener éxito.

 

A finales de los años 80 la Unión Europea inicia un programa para el abandono definitivo de cultivo de viñedo duró hasta la campaña 95-96. Esto supuso que se subvencionara el arranque de parrales y el abandono de este cultivo. Los parrales desaparecieron casi por completo para ser sustituidos por la agricultura intensiva. Hoy en día la exportación de esta variedad almeriense ha desaparecido.





Testeros de uvas