La etnología es una ciencia que no entran en comparaciones, ni en teorías, sino que son recopilaciones descriptivas y objetivas de datos de los pueblos y por tanto debe permitir entender cómo funciona una cultura. En la mayoría de museos etnológicos se muestra gran variedad de artículos, productos, herramientas,maquinaria, aperos de labranza...

 

       Su viajamos por la geografía española podremos visitar diferentes museos etnológicos relacionados con la agricultura:

  •  Museo del azafrán en Monreal del Campo (Teruel) (Inaugurado en 1983)
  • Museo del melón. Villaconejos (Madrid) (2003)
  • Museo del plátano. Tazacorte (Sta. Cruz de Tenerife)(2004).  
  • Museo de la uva de barco. Terque (Almería) (2006) 
  • Museo del tomate de Zafra. (Gran Canaria) (2008)
  • Museo de la cereza. Cabezuela del Valle (Cáceres) (2010)  
  • Museo del ajo. Las Pedroñeras (Cuenca) (2018) 

  

       Pero si vamos el Museo de la Naranja de Burriana (Castellón),  aparte de todos elementos característicos de estos museos, como coleccionista que soy, me gustaría destacar la colección de etiquetas naranjeras y papel de seda que tiene. Una auténtica maravilla sobre el diseño y cómo fueron  evolucionando, y el trabajo que se podría hacer al respecto y ahí le tenemos, cerrado. Imprentas y talleres de litografías, artistas e ilustradores muchas veces anónimos que desarrollaron las marcas de cada productor.   

   La riqueza que genera y generó  el sector cítrico en la Comunitat Valenciana, Murcia y Andalucía es incuestionable, la producción española de naranjas en 2016, de 3.6 millones de toneladas de naranjas. Esta cifra supone el 50% aproximadamente del total de las naranjas que se consumieron en europa. Siendo España el primer exportador seguido de Italia

      

 

     Si queremos hablar del museo de la naranja y de la historia de la naranja tenemos que hablar de su fundador Vicente Abad.

   Vicente Abad García era périto agrícola y comenzó trabajando en el servicio de inspección del control de calidad en Comercio Exterior en la franja de 'Levante' en comercialización de cítricos.

      Casado, y con tres hijos, se matriculó en la facultad de Geografía e Historia de València. Acabada la carrera, el fruto de su tesis doctoral, fué la publicación en 1984 de   Historia de la Naranja (1781-1939). 

     Conoció a múltiples comerciantes y recibió numerosas donaciones debidas a sus gestiones. Durante décadas fue recogiendo material de todo tipo. Es un trabajo excepcional de recopilación de archivos, documentación, fotografías, etiquetas naranjeras, publicidad, cartelería... cualquier cosa que tenga que ver con este cítrico.

     Vicente Abad inauguró El Museu de la Taronja (1995-2012) y fué su director. Estaba situado en Burriana, en la Casa Conill, una casa de estilo modernista construida a de principios del siglo XX que fué mandada construir por un comerciante de naranjas.

    A través de la visita a este museo el visitante se podía hacer un viaje hacia la historia de la economía y la cultura citrícola valenciana, reconocer y aprender la evolución del cultivo,el transporte, del comercio exportador, del diseño de las marcas, la publicidad... desde finales del siglo XVIII hasta nuestros días.  

En el año 2012, con la llegada de la crisis económica el Museu de la Taronja cerraba sus puertas por impagos de la Diputación de Castellón y las Consellerías de Cultura, Agricultura e Indústria y Comercio de la Generalitat Valenciana. La mala gestión de los políticos precipitó esta situación.

    En la actualidad Ayuntamiento de Burriana estaría dispuesto a hacerse cargo de la gestión del museo pero, si Generalitat liquidase antes las deudas contraídas (alrededor de 150.000 euros).

     Existe un proyecto para el nuevo Museo de la Naranja,  tendría que estar ubicado a las afueras de la ciudad. Con espacio, buena accesibilidad, aparcamiento y con un jardín anexo para mantener, desde la plantación de un huerto, hasta el envasado y venta. A poder ser que este local fuese la habilitación de un antiguo almacén y  prepararlo para todo tipo de actividades.  La guinda del pastel sería la construccción de una fachada típica de almacenes modernistas. 

 

                                                                                                         Diciembre 2018